Compromisos y Valores

Los Siete Compromisos

Compromiso de Humildad

Una vida de humildad implica para mí:
• Primero, buscar imitar a Cristo, quien se rebajó, tomando la naturaleza de un siervo.
• Segundo, reconocer con gratitud mi gran privilegio de servir entre los necesitados como un ministro de Cristo y con Cristo como colaborador.
• Tercero, cuidar la tendencia a mostrarme condescendiente con los pobres, recordando que mi humildad fomenta su dignidad esencial humana.

Compromiso de Sencillez

Una vida de sencillez implica para mí:
• Reconocer que "La tierra es del Señor y todo lo que ella contiene" y que nada me pertenece.
• Aceptar voluntariamente un nivel de ingresos y un estilo de vida que me permita (y a mi familia) vivir una vida encarnada entre los pobres a los que Dios me ha llamado a servir. Por medio de este estilo de vida, buscaré descubrir mejor la presencia de Cristo y lo que quiere decir ser rico en la fe y en mi relación con Él, sin depender de las posesiones materiales.
• Modestia y moderación en todas las cosas para que no haya ofensa al evangelio por mi codicia.
• Dar con alegría y generosidad de la vida y recursos que Dios me ha dado para poder ver a los pobres experimentar el amor de Jesús y para ser un modelo de libertad de esclavitud a mí mismo.

Compromiso de Pureza

Una vida de pureza implica para mí:
• Libertad de amar. Pureza quiere decir ir más allá de la castidad y el ascetismo para encontrar maneras liberadoras de prometer amor indiviso a Cristo Jesús, a la comunidad, o a mi cónyuge.
• Ver mi soltería o mi matrimonio como un don que Dios quiere usar para Su gloria, un recurso del cual tendré que rendir cuentas al final.
• Honestidad, transparencia y fidelidad en mis relaciones con todos aquellos con quienes trabajo y con todos aquellos a quienes sirvo.

Compromiso de Servicio

Una vida de servicio implica para mí:
• Compasión hacia los pobres demostrada con palabras y acciones.
• Compartir las buenas nuevas de la salvación eterna, según mis dones y trabajando en conjunto con los miembros de mi equipo, para renovar iglesias o establecer expresiones nuevas y relevantes de la iglesia.
• Con oración, ayuno y la guía del Espíritu Santo, emprenderé una guerra pacífica contra todo lo que sea en contra de Dios y el establecimiento de Su reino.
• Obediencia a la Palabra de Dios, el testimonio interno del Espíritu Santo de Dios, y el liderazgo que Dios ha ordenado para dirigir a CambioINTERNO y su misión con los pobres.

Compromiso de Comunidad

Una vida en comunidad implica para mí:
• Apoyo a los miembros de mi equipo en oración, amor y reconciliación.
• La expresión de mis dones como un complemento a los miembros de mi equipo.
• Dar amor y ánimo mientras trabajan en el desarrollo y uso de lo suyo.
• La voluntad para compartir mis pertenencias dentro de las normas desarrolladas por cada equipo.
• La fidelidad en servir en el equipo y bajo la autoridad del director del equipo.

Compromiso de Oración

Una vida de oración implica para mí:
• Una vida de disciplina-quietud delante de Dios, escuchando antes de hablar, y meditación sobre la Palabra.
• Una vida de intercesión - de ser, como describió Pablo, "esforzándose intensamente" por los otros, reconociendo que la oración es un ministerio.
• Un compartir místico - dejando que Dios, quien podría tomarla, pida prestada mi voz para expresar sus pensamientos a favor de los pobres, y que Dios, quien no tiene necesidad, me permita participar en comunicar Su palabra redentora.
• Una entrega de mi voluntad - dejando que Dios me aparte para orar por una hora, un día, o una época, a pesar de las ideas del mundo de "actividad efectiva".
• Un estímulo para la fe - recordando que la oración a Dios, quien no se ve, abre la puerta a la fe, la convicción de las cosas que no se ven.
• Un ministerio transcendente - recordando que el Espíritu de Dios liberado, pasa más allá de mis fronteras físicas.

Compromiso de Celebración

Una vida de celebración implica para mi:
• Regocijar como un niño hecho en la imagen de Dios, y llevado de la muerte a la vida a través de la obra salvadora de Jesús, mi Señor. Recordar con alegría que mi nombre en registro eterno de Dios eclipsa cualquier registro de mis logros escasos.
• Deleitar en el valor incomparable del conocimiento de Cristo Jesús. En cambio, pondré mi valor en su deleito en mi, y cimentado en ese amor, regocijaré en la compañía de CambioINTERNO como un anticipo de la comunidad celestial que me espera.
• Festejar con Jesús cuando se pone una mesa de banquete para los necesitados. Yo me alegraré en el privilegio de estar sentado al lado de los que el mundo pone de ultimo, pero Dios los pone primeros, como un símbolo de su reino al revés. Escuchare el eco de alegría en el cielo cuando aquellos a quienes ministro entran a la luz o toman un pequeño paso hacia la salvación, y voy a recordarme que la celebración persistente deshace el poder del enemigo.
• Contando todas las cosas como perdida, descubro que no tengo nada que lamentar, y en obtener a Cristo, me doy cuenta de que tengo mucho que celebrar. Con gratitud recibiré el misterio del cuerpo y la sangre de Jesús que se extendió en la mesa delante de mi.

Celebraré la luz de Cristo en un mundo de obscuridad, la vida de Cristo en una cultura de muerte, la libertad de Cristo en un reino de cautiverio, y la esperanza de Cristo en una época de desesperación. Me alegraré siempre y en todo daré gracias.

Los Diez Valores

CambioINTERNO desea ofrecer vidas dignas de la cruz de Jesucristo. Por medio de la luz de la Palabra de Dios y con la guía de Su Espíritu Santo, reconocemos como esenciales los siguientes valores mientras servimos entre los pobres:

1. Evangelismo
Expresaremos las Buenas Nuevas de Jesucristo en palabra y en obra. Ambas cosas comunican el evangelio – cada una de ellas prueba la autenticidad de la otra. No haremos ningún intento de magnificar o poner como prioritaria una cosa por encima de la otra.
JUAN 10:37-38; 14:10-11; ROMANOS 15:18-19; SANTIAGO 1:27

2. Identificación
Nos identificaremos de forma encarnada con los necesitados del mundo a favor de su salvación, tal como Jesús dejó Sus riquezas y Su poder para identificarse con nosotros por nuestra salvación.
JUAN 1: 14; FILIPENSES 2:6-8; 1 JUAN 4:9-11 y por eso I JUAN 3:16-17; 1 CORINTIOS 9:19-23

3. Contexto
Nos movilizaremos para servir a los pobres del mundo sea cual sea el contexto indicado por Dios. Entendemos que la pobreza viene en varias formas y contextos y no se define únicamente como falta de bienestar material.

4. Relaciones Interpersonales
Buscando practicar la presencia de Cristo, ofreceremos la vida de Cristo que reconcilia y regenera principalmente por medio de las relaciones interpersonales. En tanto que las relaciones personales nos den percepción acerca de las comunidades pobres, desarrollaremos estrategias que puedan incluir trabajo en conjunto con instituciones que sirvan a los pobres.

5. Guerra Espiritual
Nos comprometeremos a ser activos en la guerra espiritual por nuestros vecinos. Buscaremos discernir y vencer a los poderes que mantienen cautivos a los pobres y necesitados.
EFESIOS 6:10-12; II CORINTIOS 10:3-5

6. Justicia y Misericordia
Nos comprometeremos a promover justicia y misericordia como reflejo del carácter de Dios en el mismo espíritu y con la misma energía con la que buscamos crecimiento personal y piedad. Reconocemos que trabajar por la justicia y la rectitud es parte de nuestra vida devocional.
MATEO 23:23; ISAIAS 58:6-9; MIQUEAS 6:8; AMOS 5:24; JEREMIAS 22:16

7. Comunidad
Trabajaremos para construir comunidades saludables dentro de nuestra Orden. Una comunidad saludable: encarna el poder de las palabras de Jesús y la presencia de Su reino; protege contra las dificultades especiales de vivir entre los pobres; y promueve el conocimiento del amor de Dios hacia cada miembro de la comunidad.
JUAN 13:35; 17:22; ECLESIASTES 4:9-12

8. El Reino al Revés
Llevaremos a cabo nuestro ministerio de abajo hacia arriba, esto es, de los escalones más bajos de la sociedad hacia arriba, recordando que los aspectos significativos del reino de Dios muchas veces se descubren entre los pobres. No despreciaremos el cumplimiento de las cosas pequeñas, a favor de una perspectiva más amplia, porque creemos que el reino de Dios puede ser contrario respecto a muchos valores del mundo.
I CORINTIOS 1:27-28; MATEO 5:3-12; LUCAS 16:10,15; ZACARIAS 4:10; ISAIAS 57:15

9. La Soberanía de Dios
Valoramos la guía del Espíritu a través de la oración, el ayuno, y el escuchar, comprometidos a descubrir cómo Dios ha venido delante de nosotros preparando a los pobres para las Buenas Nuevas.
EXODO 23:20; JUAN 16:13-15; HECHOS 16:6-10

10. Cambio Integral
Buscaremos evaluar los factores sociales, políticos y económicos que afectan a los pobres, y cómo la transformación de estos factores podría animar a la gente a aceptar el evangelio.
LUCAS 16:8; PROVERBIOS 31:8-9, 29:7